Margarita, emigrar para trabajar en el Reino Unido y aprender inglés

Margarita  (nombre ficticio) es española y abogado.

Nos llamó desde Londres para recibir clases de inglés por Skype.

Me cuenta su historia.

Margarita estaba cansada de la crisis y de la atmósfera tan negativa que se vive en España, así que el verano pasado decidió irse a trabajar al Reino Unido.

Aterrizó en Londres en agosto, junto a su pareja y un bebé de 21 meses.

Encontró trabajo al mes de estar allí en una tienda japonesa de Oxford Street (una de las calles comerciales de Londres más concurridas). Su pareja también encontró trabajo en otra tienda.

Me quedo admirada con su historia por varias razones.

La primera porque su nivel de inglés no es muy alto (entre low-intermediate e intermediate) y, claro, encontrar trabajo sin saber mucho inglés, puede ser una odisea. También porque ha emigrado con un bebé. Esto no es nada fácil porque debes buscar a alguien que te cuide el bebé. Además, al cabo de un mes la ascendieron.

Le hago una serie de preguntas.

¿Por qué os marchastéis a vivir al Reino Unido?

Además de por el pesimismo que se respiraba teníamos la espinita del inglés. Sabíamos que somos personas preparadas académicamente, pero con un gran vacío en tu currículum: el inglés.  Por suerte podíamos haber seguido trabajando en España, en  la misma empresa, pero era, ahora o nunca.

¿Cómo te las arreglaste para alquilar un piso?

Bueno. También se habla con gestos. Nos entendíamos. Quedaba yo sola con la persona de la agencia porque cuando nos veían con el bebé no nos querían alquilar el piso.

¿Cuánto tiempo tardaste en encontrar trabajo?

Un mes. Además, justo donde quería que era en Oxford street. Solo pagan 7 libras la hora pero estoy contenta.

Tú eres abogado y no tenías experiencia en tiendas, me imagino. ¿Cómo hiciste tu currículo?

Me ayudé de internet, busque información para adaptarlo a las necesidades y me inventé a algunas cosas. Cuando empecé a trabajar me dieron un cursillo de entrenamiento así que no fue difícil.

¿Tuviste dificultades con tu inglés para trabajar?

Sí, al principio, sí. No sabía cómo decir "manga corta", "manga larga", por ejemplo. En caso de no entender, le pedía ayuda a algún otra compañera.

¿Cuántos currículos echaste para conseguir trabajo?

Durante dos semanas envié varios currículos y algunos los entregué en tienda, no recuerdo cuántos.

Pero en la primera entrevista que tuve, por suerte, me cogieron.

¿Influyó el hecho de que trabajes en una tienda japonesa? Me refiero a que quizás los managers que te tenían que contratar no hablaban mucho inglés tampoco.

Bueno, solo uno era japonés. El resto eran ingleses. Durante la entrevista, el manager japonés, les comentó a los otros dos managers que cuando la empresa lo destinó a Londres su inglés no era bueno tampoco, pero que tras un año y medio su inglés había mejorado.

Me has contado que al mes te ascendieron. ¿Qué hiciste para que te ascendieran?

Hice un examen sobre los procedimientos de la tienda. Estudié mucho y lo aprobé. Hubo ingleses que hicieron el mismo examen y no aprobaron.

¿Y cómo te apañas con el bebé?

Encontré a una chica colombiana a través de unos conocido que cuida el bebé mientras yo estoy trabajando.

¿Te gusta estar en Londres?

Sí. Estoy muy contenta y animada.

No creo que ni mi pareja ni yo tengamos algo especial, o diferente, solo creo que si vienes tienes que ser realista y si tu inglés es malo tienes que dejar aparcado tus títulos académicos, aprender el idioma y luego optar al trabajo que realmente quieras.

Lo digo porque conocí a un chico arquitecto que llevaba aquí desde mayo y me comentaba que no conseguía trabajo.

Ilusa de mi le digo: "En mi empresa están buscando gente", y me dice: "No no, yo estoy buscando para trabajar de arquitecto". Obviamente con su nivel de inglés similar al mío, ya se ha vuelto a España.

Y por otro lado también pienso que en mi caso en particular es muy importante el haber venido con mi pareja (y por supuesto con el bebé) porque nos apoyamos y los dos tenemos los mismos objetivos y vemos el trabajar en la tienda como un medio para realmente conseguir avanzar.

************

La verdad es que Margarita es todo un ejemplo a seguir. No se queja de nada, sigue adelante, y estoy segura de que llegará muy lejos con esa actitud. Imprimir

2 comentarios :

Raúl Peribáñez dijo...

Buena historia :)

Josué dijo...

Sin duda me deja mucho que pensar! Cuántas veces por el miedo, el qué dirán, o mantener el título, nos limitamos en automático a seguir mejorando y ver las diferentes opciones que tenemos para conseguir nuestros objetivos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...