Cómo encontrar la motivación para aprender inglés

Pregunta:

Me escribe Daniela.

Me cuenta que está solicitando una beca para estudiar inglés en el extranjero.

Teme que si no le dan la beca, se le quiten las ganas de seguir estudiando inglés y me pregunta qué puede hacer para motivarse y convertir el inglés en una obsesión en el caso de que no le den la beca.

************
Respuesta:

La pregunta que me formula Daniela, ya está, en parte, contestada en un post que escribí hace un tiempo y que se titula "¿De dónde viene la motivación para estudiar inglés?

El post está lleno de consejos para encontrar la motivación necesaria.

No obstante, he dicho que contesta "solo en parte la pregunta de Daniela" porque ella plantea un problema propio cuya respuesta  no viene contemplada en el post que he citado.

¿Por qué Daniela no se siente motivada para estudiar inglés si no es con un estímulo externo?

Pienso que ella misma, no es muy consciente de por qué no puede convertir el inglés en una obsesión si no es con una beca, u otro estímulo externo.

Para mí la respuesta es muy sencilla.

La cabeza de Daniela sabe que, hoy por hoy, el inglés en su vida profesional no es una necesidad perentoria, por eso, se ha pasado 5 años (según me cuenta) aprendiendo muy poquito inglés y solo se ha animado de verdad al ver una meta concreta: una posible beca.

Lo voluntad de Daniela para estudiar inglés ha sido levemente empujada por ese dialogo interno que todos tenemos que dice: "Uy, si supiera inglés (aquí puedes poner cualquier materia que te guste) bien, podría hacer esto y lo otro, y quizás obtener este trabajo mejor."

Pero, de momento, Daniela "come" de su trabajo periodístico para el cual el inglés no es imprescindible.

Yo hago lo mismo con mi deseo de aprender Photoshop y ser diseñadora gráfica.

Me encantaría ser una experta en Photoshop y hacer unos trabajos súper bonitos de diseño para mi otro blog pero lo cierto es que es solo un hobby.

Yo no como de mis dibujos, diseños, o fotos, como de mis clases de inglés, y por tanto, sí, si tuviera tiempo y no tuviera que trabajar dando clases, probablemente ya me habría hecho varios cursos y practicaría todo el día, pero, no es el caso.

Por tanto, Photoshop y el diseño gráfico son solo un hobby.

Las metas muy concretas

El sistema de supervivencia del ser humano es muy practico e ingenioso: se centra en aquello que le es imprescindible para sobrevivir y todo lo demás lo ignora. Al fin y al cabo, es una cuestión de utilización eficiente de la energía.

Resulta, por tanto, muy difícil  "engañar" al cerebro diciéndole: "Uy, como vas a conseguir un mejor trabajo, más dinero, tendrías que estar estudiando inglés."

Si no hay algo concreto, y con concreto quiero decir: un puesto de trabajo concreto, un dinero concreto, una promoción concreta;  el cerebro y la consiguiente "voluntad" no están por la labor de obsesionarse con esa nueva materia de estudio.

¿Para qué?

¿Para despilfarrar energía en algo que nadie garantiza que será mejor que lo que ya tienes?

Insisto en este último punto porque es importante.

Hay que tener en cuenta que la falta de motivación viene no solo de hecho de que la meta de aprender inglés es poco concreta (puede ser que ganes más o puede ser que obtengas un mejor trabajo), sino también del hecho de que ya tienes algo a lo que agarrarte, y, generalmente, ese algo no es malo.

Quizás, a ti no te parezca que el trabajo que ahora tienes sea del todo bueno que debiera ser, pero te da de comer, y eso ya es suficiente.

En mi caso, por ejemplo: ¿Voy a emplear el poco tiempo libre del que dispongo en dedicarme a algo (diseño gráfico, o ilustración) en que si acaso algún día alguien me paga algo será muy poco?

Cuestión distinta sería si alguien me dijera: "Mira, a los niños les encantan tus dibujos, así que queremos que ilustres x número de historias". Entonces, con toda probabilidad parte de mi tiempo se centraría en mejorar mis dibujos y en aprender más técnicas.

El cerebro y la voluntad buscan una ganancia concreta

Voy a poner otro ejemplo para que se vea más claro.

No soy gorda, pero tampoco delgada.

Me gustaría perder 3 kilos, pero para ello necesito hacer bastantes sacrificios dado que tengo tendencia a engordar: dejar de comer dulces y carbohidratos que tanto me gustan, como el pan, hacer un par de horas de gimnasia diaria, no ir a restaurantes, etc.

Puede que empiece muy bien, pero luego al cabo de unos días "el cerebro" me dirá: ¿para qué tanto sacrificio? No estás realmente gorda, a nadie le importa si tienes 3 kilos de más o 3 kilos de menos.

Y ¡ya está! automáticamente dejo el plan de sacrificio.

Ahora considera la siguiente situación.

Resulta que me he hecho "famosilla" y las revistas están dispuestas a pagarme un dinerillo por saber de mi vida y entrevistarme.

¿Crees que mi actitud será la misma respecto a la pérdida de peso?

Probablemente no, sobre todo, si las entrevistas se enfocan en mi aspecto físico.

Cuánto mejor aspecto tenga, más atención quizás, y por tanto, más dinero.

Es el estímulo de todas las famosas y famosillas que vemos en las revistas o en la televisión.

Invierten en si mismas porque tienen un claro retorno.

Por supuesto, que la situación es un poco más compleja de lo que he planteado puesto que en las metas puede que influyan otros factores como el amor propio, el carácter, o las personas de nuestro entorno, pero básicamente el problema está en que el cerebro y la voluntad solo actúan con disciplina cuando hay un retorno concreto.

¿Qué puede hacer Daniela para encontrar esa ganancia concreta?

La dificultad de encontrar metas para motivarse está, muchas veces, en que no sabes a ciencia cierta cuál será el retorno, o ganancia concreta, que obtendrás.

Todo es una hipótesis o una probabilidad, igual que si se tratara de un negocio que quieres emprender. Te preguntas si merecerá  la pena invertir dinero y tiempo en algo en lo que no sabes si tendrá rendimientos.

Pero, hay negocios y negocios, y estrategias que te ayudan a controlar el riesgo.

Eso es lo que ahora veremos para Daniela, un plan concreto para encontrar la motivación necesaria para estudiar inglés.

Estos son los pasos que debe seguir Daniela, y tú lector, si estás en una situación semejante.

1. Busca un puesto de  trabajo (o curso) concreto que te guste al que solo puedas aspirar con un cierto conocimiento de inglés.

Cuando yo aconsejo sobre empezar negocios en internet siempre digo: no empieces con una página web, alquilando oficinas, o invirtiendo grandes cantidades dinero si no tienes aún clientes. No.

Lo primero que tienes que hacer uno es tener uno, o dos, clientes para empezar a tomarte las cosas en serio, si no despilfarrarás el tiempo y el dinero ya que sin clientes, no hay negocio.

Todo lo demás (páginas webs, empleados, oficinas) vienen después, cuando ya puedes sufragar esos gastos con los ingresos que te dan los clientes.

Del mismo modo, Daniela deberá buscarse un puesto de trabajo que le guste y al que solo pueda aspirar con un cierto conocimiento de inglés. Esta será su meta concreta que dará un rendimiento concreto si se esfuerza.

Resalto aquí que es importante buscarse "un puesto de trabajo concreto y real" ya que para la mente y la voluntad no es lo mismo trabajar con una abstracción como "podría ser este el puesto de trabajo, pero no estoy seguro", que con un puesto de trabajo que supondrá realizar unas tareas determinadas (por ejemplo, viajar al extranjero a entrevistar a gente) y unas ganancias determinadas.

Si esto no es posible, o tú lector no estás en esta situación, lo mejor es buscarse un curso o actividad en inglés que pueda ser muy buena para tu futuro profesional y al que solo puedas acceder con cierto nivel de inglés.

Me acuerdo, por ejemplo, de una ex-alumna mía que aunque era química tenía ilusión por montar una pastelería en Madrid y se buscó un curso de pastelería en Londres. Su nivel de inglés aumentó rápidamente puesto que al curso de pastelería solo asistían angloparlantes.

Si no hay dinero, puede ser un curso en internet en una plataforma como "Coursera", que son gratuitos.

Daniela también puede buscarse otro beca. Lo importante siempre es que sea algo muy determinado y cierto porque si no es así, la motivación no aparecerá.

Ten en cuenta que estos son tus "clientes", si te dan poco retorno, o no son realmente "tus clientes", no tendrás "negocio" y estarás perdiendo el tiempo en tu afán de aprender inglés de verdad.

2. Invierte en un tutor y automatiza el aprendizaje

Una vez que has conseguido un par de "clientes" creo que es muy importante que inviertas en un profesor que te pueda guiar.
 
Daniela me habla en su correo de que está ahorrando para pagarse un intensivo o clases particulares.

Aplaudo esta decisión porque cuanto más te cuesta una materia más necesario es que cuentes con la ayuda de un tutor. Y NO DEBES ESCATIMAR EN ELLO.

El profesor tiene además tres ventajas evidentes sobre las clases o servicios gratuitos.

La primera es que te duele el bolsillo. Practicamente, nadie reacciona igual cuando le duele el bolsillo que cuando no le duele.

Cuando no te duele, puedes faltar a clases y olvidarte de estudiar, pero cuando algo te cuesta, se acabaron las excusas, exiges al profesor y te exiges a ti mismo mucho más.

La segunda es que "automatizas" el aprendizaje del inglés.

Cuando la voluntad falla es muy importante tener un horario determinado, puesto que no te planteas cada día si estudias o no, simplemente estudias porque es lo que hay que hacer ya que en caso concreto estarás tirando el dinero.

La última ventaja es que, el profesor particular te pondrá un plan de estudios según tus carencias. No tienes tú que estar diseñando ese plan, y pensando qué hacer o no hacer.

Evidentemente, cuanto mejor sea el profesor mejores resultados obtendrás tú, así que procura buscar a alguien muy competente y si no das con él a la primera, no te canses de buscar a esa persona, porque -como siempre digo- un profesor (sobre todo en los niveles más bajos) marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.


 3. Mide resultados

Para conseguir tirando de "la voluntad" es imprescindible que la voluntad vea resultados.

Yo saliendo a correr todos los días a eso de las 6 de la mañana, antes de empezar mis clases he visto resultados. Ya no me duele el cuello, tengo mejor humor, aunque no he perdido peso me siento más ligera y sana. Esos son resultados. Si no los tuviera, probablemente ya no saldría a correr.

Por esta razón, es imprescinble comprobar cómo mejorar.

 Aquí tienes ideas de cómo hacerlo cogidas del post titulado "Guía para hacer un curso de inglés intensivo por tu cuenta".

¿Cómo medir?

Debes hacer tests específicos para cada habilidad.

 Puedes medir tus habilidades haciendo tests Cambridge, o siguiendo los consejos que relaciono a continuación.

Cómo medir tus progresos en el Speaking

Habla 15- 30 minutos con un nativo (profesor o intercambio, o alguien que sepa más inglés que tú) al principio del curso y ponte una puntuación del 1 al 10.  Pídele también una valoración a tu intercambio, o profesor. Guarda estas puntuaciones.

La escala puede ser:
  • Insuficiente (1-4)
  • Suficiente (5)
  • Bien (6)
  • Notable (7-8)
  • Sobresaliente (9-10)
Nota: Aconsejo el uso de decimales, porque la mejoría, en tan escaso tiempo, no podrá ser muy grande. No obstante, debes darte por satisfecho si logras subir unos decimales.

Intenta que estas puntuaciones sean lo más específicas posibles dividiéndolas en habilidades, así:
  • Vocabulario: 5,5
  • Pronunciación: 4,3
  • Fluidez: 4,4
  • Conocimiento de estructuras:4,2
Pide a tu profesor/intercambio que añada comentarios, como por ejemplo:

  • Vocabulario: acorde con su nivel, pero se equivoca mucho en la pronunciación de los sonidos. 
  • Pronunciación: duda mucho, le cuesta decir la "v" y se come las "s" al final de las palabras.
  • Fluidez: la falta de vocabulario le impide tener mucha fluidez.
  • Conocimiento de estructuras: Bien, salvo los verbos en pasado que no conoce.
Es importante que hables sobre un tema determinado. Por ejemplo: viajes que has realizado.

Al final del curso intensivo, repite la operación: habla sobre el mismo tema con la misma persona, u otra de características similares.

Vuelve a darte una puntuación y vuelve a pedirle a tu intercambio una puntuación, compara las puntuaciones.

Cómo medir tus progresos en el Listening

Selecciona un audio de un nivel superior al tuyo (el que quieras conseguir, no 2 niveles más)  y escúchalo un par de veces SIN leer el texto. Escribe en porcentaje tu nivel de entendimiento, por ejemplo, 5%, 10%.

Aquí tienes una página con audios de distinto nivel donde puedes escoger los audios. Procura siempre que sean de nativos (lo sabrás por las banderas).

Guarda el audio que has escuchado, y vuelve a escucharlo cuando hayas acabado el curso intensivo. Comprueba si ha habido alguna mejoría.

Cómo medir tus progresos en el Reading

Haz un test de reading de esta página de un nivel superior al tuyo (el que quieras consguir, no dos nivels más) y apunta el resultado. Vuelve a repetir el mismo procedimiento al acabar el curso intensivo.

Cómo medir tus progresos en el Writing
  • Aquí tienes un test de writing para nivel beginner.
  • Aquí tienes un test de writing de nivel intermediate.
  • Aquí tienes un test de writing de nivel upper intermediate- advanced.
Si sabes muy poco inglés, haz el test de writing para beginners, si eres low-intermediate o intermediate haz el test intermediate y si eres upper intermediate- advanced haz el último test de arriba. Repite el test al acabar el curso para determinar si ha habido alguna mejoría.

Cómo medir tus progresos en gramática

Aquí tienes una página llena de tests que van del nivel beginner hasta intermediate.

Aquí tienes una página llena de tests que van del nivel intermediate hasta upper intermediate.

Aquí tienes una página llena de tests de nivel upper-intermediate y advanced (mira abajo el número 6)

Busca aquellos temas de gramática que más dificultad presenten para ti, haz los tests correspondientes a esos temas antes de iniciar el curso. Repite el mismo test cuando acabes el curso y comprueba si has mejorado.

Cómo medir tu progreso en el vocabulario.

El progreso en el inglés en general, tiene que ver con saber usar un mayor número de palabras y estructuras (gramática, reading, writing, speaking y listening), por eso también es importante medir tu vocabulario al empezar el curso y al acabarlo.

Aquí tienes tests de vocabulario de nivel beginners.
Aquí tienes tests de vocabulario de nivel intermediate
Aquí tienes tests de vocabulario de nivel intermediate a advanced.

Si sabes muy poco inglés haz los tests de nivel beginner y si ya tienes un nivel de low-intermediate a upper-intermediate, haz los tests de un nivel superior al tuyo, al iniciar el curso intensivo y al acabarlo.

IMPORTANTE: Siempre debes hacer los mismos tests (salvo en los exámenes específicos como el FCE, que es mejor hacer exámenes diferentes), al iniciar y al acabar para poder comparar la mejoría.

Cómo medir tu progreso en una habilidad específica, del tipo "hacer presentaciones" tienes que comparar el nivel que tenías al empezar haciendo un presentación sobre un tema y después de la presentación. Donde dice "presentación" puedes poner "writing" ,"telephone skills", etc.
************
Solo me queda desearle suerte a Daniela y esperar que estos consejos le sean de utilidad.

Mónica
Sígueme en Twitter
Pon me gusta en Facebook  Imprimir

1 comentarios :

CakesCookies&Muffins dijo...

Muchas gracias!! Soy estudiante de 2curso de inglés en la EOI y os he encontrado por twitter que maravilla de blog!! Voy a empaparme de todos los post!!! Un besico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...