¿Qué nivel es necesario para obtener una acreditación nivel B1?





Así pues, cabe preguntarse cuál es realmente el nivel de competencia lingüística que nos exige el Marco (en adelante "CEFR") para obtener esta acreditación. De acuerdo con las escalas de nivel descritas en dicho documento, para el nivel B1 se exige a los alumnos alcanzar las destrezas de lo que se consideraría un “usuario independiente” capaz de:

• Comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas, ya sea en situaciones de trabajo, de estudio o de ocio.

• Desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir durante un viaje por zonas donde se utiliza la lengua.

• Producir textos sencillos y coherentes sobre temas que le son familiares o en los que tiene un interés personal.

• Describir experiencias, acontecimientos, deseos y aspiraciones, así como justificar brevemente sus opiniones o explicar sus planes.

Junto con esta escala global, se ha elaborado también una serie de cuadros de autoevaluación que nos permitirán “situar” nuestro nivel de dominio de la lengua dentro de esta escala. Podéis consultarlas aquí.

Pero, ¿cuál es la correspondencia del nivel B1 con otros baremos más tradicionales de medición de la competencia lingüística?

En algún momento durante nuestra formación todos hemos utilizado algún curso o manual de inglés dividido por niveles. Muchos de estos manuales se subdividen, con algunas variaciones, en 6 niveles con los que podemos establecer una serie correspondencias respecto a los descritos por el CEFR, recordando que, lógicamente, el paso de un nivel a otro es un proceso mucho más gradual de lo que esta clasificación pueda dar a entender:

• “Beginner” o “starter” – Nivel A1

• “Elementary” – Nivel A2.

• “Low-intermediate” – Nivel A2-B1

• “Intermediate”- Nivel B1

• “Upper-intermediate” – Nivel B2

• “Advanced” – Nivel C1.

Fuera de esta lista quedaría el nivel C2, el más avanzado de todos, cuya correspondencia sería el CPE de Cambridge (Certificate of Proficiency in English) o el Nivel 5 de la ALTE (Association of Language Testers in Europe).

El principal problema respecto a todos estos niveles radica en que, con demasiada frecuencia,  cometemos el error de equiparar "nivel de inglés", con "nivel de gramática". Quien más y quien menos recuerda los tiempos verbales, las condicionales, los pronombres (incluso se dice que hay quien recuerda los verbos irregulares) de una manera lo suficientemente nítida como para completar prácticamente cualquiera de los ejercicios de nivel intermedio que podemos encontrar por la red. Pero, ¿sabríamos cómo solicitar información sobre un curso en el extranjero, preguntar una dirección, escribir una carta respondiendo a una oferta de empleo o impartir nuestra asignatura en inglés?

La respuesta, con todas las excepciones que se quiera y que no harán sino confirmar la regla, es "no". Un verdadero nivel intermedio implica en primer lugar eliminar de una vez por todas los errores de bulto (como ese "people is" que a todos se nos ha escapado alguna vez). Además, las construcciones más simples deben surgir ya de una forma mucho más fluida (y correcta). Se debe ampliar el vocabulario de una manera lo suficientemente útil, en un contexto determinado o con apoyo visual, por ejemplo, y no aprendiendo listas “by heart” (de memoria) - como para que podamos hablar de situaciones cotidianas (trabajo, hábitos) o de aquello que nos interesa especialmente (aficiones, tiempo libre, etc.).

Recordad que el CEFR habla de llegar a ser “independent users”, con lo cual debemos ser capaces no sólo de aprender gramática (lo cual no es más que un apoyo, nunca la base), sino de entender y hacernos entender tanto oralmente como mediante el lenguaje escrito.

Lógicamente, no será necesario que podamos hablar de temas complejos como la crisis económica, la recesión o el mercado de valores, pero sí debemos aprender a construir textos orales sobre temas cotidianos: el trabajo, los estudios, la compra, los viajes, etc. así como también enfrentarnos a cualquier situación que estos temas nos puedan plantear, como presentar una queja, una reclamación, solicitar información, etc.

En conversaciones más informales, debemos ser capaces de expresar nuestras opiniones, de decir si estamos de acuerdo o en desacuerdo con algo, de contar lo que hemos hecho durante el último fin de semana, o el argumento de una película o un libro…

También debemos aprender a crear textos sencillos para argumentar o describir, a interpretar y extraer de los textos la información esencial, a entender un manual de instrucciones, un folleto, un documento breve, etc.

Se trata, en definitiva, de avanzar en las cuatro destrezas (listening, speaking, reading and writing) de tal manera que podamos convertirnos en lo que podríamos llamar “usuarios autosuficientes”.
*******
Acredita tu nivel B1 con nuestro curso PET gratuito. Más de un millón de personas ya lo han visitado y muchos lectores nos escriben para decirnos que gracias a este curso gratuito han aprobado el PET.

Roberto Reboredo
Co-editor de El Blog para aprender inglés Imprimir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...