5 Consejos para leer la revista "The Economist" y no morir en el intento





 "The Economist" es una de mis revistas en inglés favoritas por su excelente prosa y, por algunas de sus secciones sobre economía, o ciencia y tecnología.

Siempre recomiendo su lectura a mis alumnos empresarios, o ejecutivos de empresa, diciéndoles que leer "The Economist" es estar informado desde otro punto de vista.
 
Pero, ¿has intentado, alguna vez, leer "The Economist" y has desistido dada su gran dificultad?

No sería nada extraño ya que está redactada en un inglés muy avanzado, no apto para quienes están en niveles intermedios o inferiores. Tampoco su lectura es apta para espíritus poco luchadores, o a quienes no les interesa para nada la política económica mundial, ni la ciencia.

Pero, para quienes sí les van los retos, sí es muy recomendable intentarlo. Poco a poco, y con mucha paciencia se puede ir avanzado y disfrutando con su lectura.

Para estos últimos, estos son mis 5 consejos para leer "The Economist" y no morir en el intento.


1. Nunca intentes leerlo todo. 

Si lo intentas, te aseguro, morirás en el intento. Por eso, lo más sabio es escoger solo un artículo de tu sección favorita.

Por ejemplo, Section: Business-Schumpeter- Fixing The Republic.

Siempre es más fácil leer sobre temas que nos gustan o tienen especial interés por nuestro trabajo o hobby.

2. Échale un vistazo general a todo el artículo para ver si entiendes su significado. 
Observa las imágenes, títulos y subtítulos. Muchas veces ni siquiera se entienden los títulos porque se trata de giros del idioma que requieren un gran conocimiento de vocabulario. Por eso mismo, importa el contexto. Quizás no entiendas el título, pero sí un subtítulo y las imágenes te terminan de dar la pista sobre el tema

3. Céntrate en solo uno o dos párrafos.

Este es el gran truco más importante para descrifrar "The Economist".

Si intentas leer todo de un golpe te cansarás y no querrás seguir.

Por ello, confórmate con unas 10 líneas. Eso sí, de esas líneas lo aprendes todo: vocabulario, expresiones, modismos, verbos, adjetivos.

 Aquí tienes un artículo de ciencia para ponerte a prueba. Mira en el índice. Tantea los temas que te puedan gustar.


4. Empieza un cuaderno o utiliza tu smartphone o tablet para apuntar el vocabulario nuevo

Al final, las palabras de un mismo tema se repiten y las terminas aprendiendo. Intenta mirar nuevamente las palabras que estás aprendido durante el día. Busca su sonido en Howjsay o Wordreference. No es bueno leer sin escuchar, ya sabes que lo digo siempre.


5. Practica todos los días y sé paciente. 

Recuerda que The Economist es una revista extremadamente difícil de leer incluso para algunos nativos. Por tanto, el truco está en no darse por vencido nunca. El premio merece la pena: otras visiones del mundo, otra información, más puntos de vistas.

Mónica

Sígueme en Twitter
Pon me gusta en Facebook
Imprimir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...